sábado, 30 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 días: Días 27, 28, 29, 30 y punto final

Por fin llegamos a la última entrada del llamado Desafío de los 30 días, que como ya habréis notado si soléis pasaros por este blog, he seguido durante todo el mes de Noviembre de una forma diferente a lo planteado desde un principio.


¿Y cuales son esas últimas preguntas?. Pues a continuación las encontraréis junto a sus correspondientes respuestas.

Día 27: Defínete como Jugador de rol

Esta es una de esas preguntas que deberían de contestar aquellos con los que he jugado más habitualmente que son los que creo que tienen una perspectiva mejor para responder a esta pregunta. De hecho, si me pongo un poco analítico sobre este asunto concreto, se me ocurren un montón de defectos que podría mejorar (soy bastante crítico con todo, ya sabéis).


Creo que quizás no he sido un gran interpretador de papeles, o mejor dicho, que podría haberlo hecho bastante mejor en ocasiones. Además, creo que siempre hay algo de mí en la mayoría de los personajes que he creado, aunque sean unos leves toques. Así que los psicoanalistas de la sala, no podrán analizarme, sorry.

El tipo de personajes que más me gustaban eran bastante "blancos" (personajes buenos) o "independientes" (Ronins, caitiffs, caballeros errantes...), aunque con el paso de los años esto ha variado y me gusta probar con otro tipo de personajes bastante más diferentes.

Últimamente, quizás por culpa de no jugar tan habitualmente como me gustaría, me cuesta un poco sentirme cómodo al inicio de las sesiones y quizás tarde un poco en coger ritmo.

Por otro lado, me gusta hacer algún que otro chiste, si se da el momento, y creo que suelo analizar bien las situaciones, aunque claro está, el error también existe.

En definitiva, no tengo muy clara una definición propia como Jugador de rol.

Día 28: Defínete como Master/Narrador

Curiosamente el término que siempre me ha gustado más es el de Director de Juego, aunque no es por nada en particular, solamente una preferencia.

Creo que lo que más me define como Director de Juego es la libertad que trato de dejar a los jugadores siempre que puedo. Todas las decisiones que adopten con sus personajes son válidas así como todas las acciones que deseen llevar a cabo. Esto conlleva en muchas ocasiones el tener que adaptarse y reaccionar en ese mismo momento, pero creo que si logras cogerle el truco a la improvisación, todo parece más natural.

Por otro lado trato de ser justo con todos los jugadores en la mesa, y no me disgusta que se separen en grupos más pequeños aunque tenga que turnarme con ellos: Siempre que ocurre trato de hacer escenas cortas, o partir alguna excesivamente larga, para que aquellos que no están involucrados en ella no tengan que esperar demasiado y acaben aburriéndose. Creo que estas divisiones son más "naturales" que "el ir todos juntitos al WC siempre".

Cuando las aventuras son diseñadas por mi, me gusta tener bastantes apuntes. Al principio escribía completamente las historias/aventuras, pero con el paso del tiempo he dejado de ser tan concienzudo. Quizás por que tampoco sea necesario el hacerlo a no ser que desees publicarlo en algún lugar. El preparar planos, mapas y demás me gusta. Y si tengo tiempo, alguna sorpresa más (como por ejemplo escribir una nota con zumo de limón y que los jugadores tengan que pasarle una vela cerca para que el mensaje oculto aparezca...). Claro, que para estas cosas también es necesario el tiempo.

Para finalizar, cuanto más conozco y domino las reglas, más cómodo y seguro me encuentro dirigiendo. Creo que si no es así, los jugadores lo llegan a notar, y yo he notado estas "carencias" en algunos Djs. Y en estas ocasiones, si tu eres DJ del juego en cuestión, no hay nada como echar una manilla al que dirige.

Día 29: Manía que tengas a la hora de jugar



Pues esta respuesta va a ser un poco sosa, creo. No tengo ninguna manía extravagante. Pero si tuviera que mencionar alguna particularidad, esta es la de llevar siempre bastantes más manuales de referencia, aparte del manual básico, de los que finalmente necesito.

¿Penalizadores por exceso de carga?, quizás, pero prefiero que me sobren manuales encima de la mesa (o detrás de la pantalla) a que necesite consultar alguna cosilla puntual y no poder hacerlo.

Día 30: Los juegos de rol deberían...


...deberían de convertirse en un tipo de actividad mucho más generalista. Deberían ser un tipo de ocio mucho más normalizado y que funcionasen como una alternativa normal y habitual a otro tipo de ocio.

Creo que en muchas ocasiones, y desde fuera del mundillo, no se tiene una perspectiva real de lo que son, en muchas ocasiones por "culpa" de algunas actitudes particulares de algunos aficionados.

Considero que los juegos de rol pueden aportar muchas cosas interesantes a aquellos que participan de él, ya que aparte del propio beneficio que tiene el hecho de jugar en si mismo, fomentan otros aspectos tales como: la comunicación, las relaciones personales, trabajo en grupo, fomento de la lectura, de la imaginación y de la creatividad...etc. (añadir más todos aquellos que hayáis hecho estudios sobre la materia).


En definitiva, sería muy bueno que fuera una actividad normal y más conocida.

Final del Desafío de los 30 Días  

Con esta entrada concluye el Desafío de los 30 días. Una iniciativa a la que entré de pura casualidad, y que personalmente me ha hecho recordar grandes tardes y momentos, así como a la gente con la que los disfruté. Me consta que algunos de ellos han leído lo que aquí dejé escrito e incluso alguno de ellos se puso en contacto conmigo para comentar esos momentos.

Algunos de los que han conocido esta iniciativa han tildado algunas de las entradas (no de este blog, si no en general) de "contar batallitas". No voy a quitarles nada de razón, porque la tienen, pero con lo que he comentado en el párrafo anterior, comprenderéis que la cosa ha ido un poquillo más allá. De hecho, en uno de los clubs de rol en los que estuve, era tradición que las asambleas de socios se terminaran antes de tiempo contando batallitas y momentos cómicos de las diferentes sesiones mientras que todos reíamos y realizábamos diferentes comentarios.

Quizás, y como única crítica a la iniciativa que se me ocurre, es el hecho de que algunas de las preguntas del Desafío no me parecían que tuvieran demasiado calado. Creo que podrían haberse eliminado o cambiado por otras de mayor interés. Aún así, he cumplido con el Desafío a mi manera respondiendo a todas las preguntas de mejor o peor forma.

F&H

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada