martes, 5 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 días. Día 5. ¿Qué jornadas recuerdas con más cariño?


Continuamos con el Desafío de los 30 días, y hoy volvemos con una pregunta para recordar y volver al pasado: ¿Qué jornadas recuerdas con más cariño?

Debo comentaros que hubo un tiempo en el que ir de jornadas de rol era una tradición que respetábamos bastante. De hecho, solíamos crear un "grupo de asalto" y allí que nos íbamos para llenar los campeonatos de todo tipo con nuestra bandera pirata para llevarnos algún que otro premio (cosa que se nos daba muy bien, por cierto). También debo reconoceros que aquellas jornadas que se celebraban fuera de la Comunidad de Madrid no nos interesaban demasiado por aquel entonces.

Creo que nunca he estado en unas jornadas que fueran únicamente de juegos de rol. Desde siempre los clubs de rol, que eran quienes organizaban y organizan estos eventos, salvo algún evento exporádico organizado de otro modo, han organizado estos eventos como un espacio "multidisciplinar": juegos de rol, wargames, juegos de tablero, cartas...


Curiosamente, lo que más nos gustaba era ir a los campeonatos, y personalmente, en su mayoría no se trataba de los dedicados a los juegos de rol (en alguna ocasión sí, y hasta logré ganar alguno de ellos). De esta forma tenías la opción de jugar varias partidas seguidas con diferentes jugadores, y ganar algún premio, claro. Además, si la cosa no te iba muy bien, siempre podías engancharte a partidas abiertas o a ver el resto de campeonatos.

A algunos de vosotros puede que la idea de un campeonato de rol la vean algo extraña, pero si se organiza con unos criterios claros, el asunto funciona (no se trata de premiar al jugador que tenga más suerte con los dados, se debe buscar otra cosa, claro). Además, es posible que aquellos que vayan pasando de ronda, logren terminar una pequeña campaña organizada por capítulos, y esto puede ser interesante para jugadores que prefieran esto a partidas de una sesión. Supongo que irá en gustos.

Pero lo mejor era pasar un fin de semana con el resto de amigotes escuchando las batallitas de las diferentes partidas. Y si además, los organizadores eran conocidos y se incorporaban a la comida y sobremesa, mejor que mejor.

Por todo lo mencionado anteriormente, es obvia que mi elección son las Erys del Club Séptimo Grado de Leganés. De hecho, cualquiera de ellas me vale, y particularmente sus terceros "Encuentros de rol y simulación" que fueron las primeras jornadas a las que asistí (sin participar en ningún campeonato además) y que se celebraron en el año 1994 (si no estoy muy equivocado). Posiblemente en años posteriores disfruté aún más de estas tradicionales jornadas, pero estas fueron mi "bautizo jornadero" y las recuerdo con especial cariño.

Pero como no me puedo quedar con una sola jornada, no me queda más remedio que elegir otra muy especial para mi. Las primeras jornadas de rol que organizamos en mi primer club de rol (Club de rol Pargen), y en el que mi implicación en la organización fue total, y a pesar de los errores y las muchas cosas a mejorar, sirvió como aprendizaje para ediciones posteriores (llegamos a reunirnos casi 200 jugadores, si mi memoria no me falla).


Aparte de estas dos jornadas elegidas por motivos obvios, Las Ascalon que se celebraban en la ciudad de Getafe eran también parte de nuestra tradición. En menor medida podemos incluir las Talazblagoles de Las Matas, pero estas las tratábamos de otra forma diferente, así como tantas otras celebradas en múltiples ciudades de Madrid.

Como curiosidad, comentaros que tengo una pequeña colección de carteles oficiales de algunas de estas jornadas. Las imágenes de algunos que he encontrado sin rebuscar demasiado salpican esta entrada. Eso sí, la calidad de las fotos es mejorable.

F&H

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada