martes, 26 de noviembre de 2013

El Desafío de los 30 Días: Días 23, 24, 25 y 26


Bueno, pues poco a poco el desafío de los 30 días va llegando a su final, y aquí os dejo otras cuatro preguntas de este particular reto.

En esta entrada encontraréis las respuestas para las preguntas de los días 23, 24, 25 y 26.

Pero vamos a empezar ya sin más dilación con el asunto que nos trae aquí.



Día 23: La sesión que más ha durado

La verdad es que a lo largo de mi vida como jugador de juegos de rol he tenido sesiones bastante largas. De hecho, no ha sido ni una ni dos veces (aunque tampoco era la costumbre más habitual).

Si pensamos en partidas sin paradas para comer, posiblemente aquellas jugadas por la noche, durante toda la noche, tienen las de ganar. De hecho, recuerdo unas sesiones nocturnas continuadas durante 4 noches seguidas, en las que los jugadores teníamos carencia de sueño (de hecho, íbamos recontando las horas totales dormidas).


Pero si contamos sesiones con una parada para comer (aunque fuera en el mismo local o casa), si he tenido sesiones de empezar por la mañana y terminar a la hora de cenar. Todo el día jugando.

De esta segunda categoría recuerdo que durante una semana santa estuve dirigiendo varios días seguidos el día entero, en turno de mañana y tarde. El juego: MERP, era obvio, ¿no?.

Aún así, como he dicho, lo normal era jugar o una tarde o una mañana (o jugar en ambos "turnos" a juegos distintos).

Día 24: La sesión que menos ha durado


Aquí voy a hacer un poco de trampa y os diré que la sesión más rápida jamás llegó a pasar, y veréis porqué:

El grupo de personajes estaban en la típica taberna reunidos con una anciana que les contrataba para una misión. La anciana no era una mujer rica, y solo podía ofrecerles 5 monedas de plata por cabeza. Los personajes comenzaron a protestar y exigieron más dinero. Como la cantidad era la máxima que podía ofrecer, y después de una negociación muy breve, plegué la pantalla cerré el manual y di la aventura por terminada ante el asombro de los jugadores.

Como he dicho, esta historia tiene trampa, porque después de hablar de que hacíamos le resto de la tarde, decidimos dar por "nula" este inicio y comenzar de nuevo comos si nada hubiera pasado. En esta ocasión, la anciana les ofreció 4 monedas de plata por cabeza, y cuando un par de jugadores se disponían a protestar, nos quedamos mirándonos y entendieron que no había vuelta atrás.

Fue una especie de lección por ser demasiado avariciosos. Eso si, nos pasamos toda la tarde jugando y nadie se quejó de todo lo que lograron adquirir durante a lo largo de la aventura.

Día 25: El Sitio más extraño en el que has jugado

Bien, no creo que haya jugado en sitios excesivamente raros. Incómodos, puede, como en la calle o en un
parque, pero si tengo que quedarme con uno en especial, este lugar es el vagón de un tren de cercanías cuando nos dirigíamos a unas jornadas de rol.

¿Y qué se nos ocurrió? Pues montar una partida improvisada de Fanhunter para que el trayecto se nos hiciera más corto. El vagón no iba demasiado lleno, pero recuerdo que algunos de los pasajeros nos miraban algo extrañados (éramos un grupo de unos diez jóvenes, y jugábamos seis mientras el resto o se reía con nosotros o estaba a sus propias batallitas).

No recuerdo que molestáramos demasiado porque nadie nos llamó la atención, pero si recuerdo que nos reímos bastante.

También recuerdo, como sitio aún más curioso, improvisar una escena de una partida en la playa, incluso mientras nos dábamos un baño. Obviamente, no hubo ninguna tirada de dados (entre otras cosas porque no habíamos ido allí para jugar), y la que hubo al final de la escena las dejamos para después, y seguimos disfrutando del mar.

Día 26: Tu dado Favorito

El dado de diez caras (d10) siempre me ha llamado la atención algo más que los demás. Como además tienes la posibilidad de utilizarlos para tiradas porcentuales y tiradas d100, pues creo que da muchas posibilidades diferentes.


Quizás esto se deba a que ha dado la casualidad de que los he utilizado bastante en los juegos que he dirigido e incluso en alguno de los sistemas de juegos que he desarrollado.

Aún así, tampoco tengo una especial inquina por el resto de tipos de dados, aunque está claro que tanto el d10, como el d6 como el d20 tienen un uso muy superior al resto.

F&H

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada