viernes, 7 de noviembre de 2014

El Desafío de los 30 días (año 2): preguntas 4, 5, 6 y 7


Pues otra entrada más del desafío de los 30 días recopilando las respuestas a otro grupo de preguntas.

4- ¿Qué consejo le darías a un máster que fuese a dirigir su primera partida?

Podrían darse diferentes consejos a un Director de juego principiante (y por ello, y dependiendo del grupo, un valiente), porque hay diferentes formas de encarar la dirección de una partida. Pero os dejaré algunos a continuación por si os pueden resultar útiles:


Asume que cometerás errores durante la partida (a todos nos ha ocurrido y nos ocurre), pero pase lo que pase trata de que la historia prosiga hacia delante. Si los personajes toman decisiones que no habías tenido en cuenta, sé flexible e improvisa. No te preocupes, porque siempre podrás realizar cambios en la historia durante la partida para que esta no se vaya al traste.

No te centres en exceso en cumplir con todas las reglas de juego tal y como aparecen en el libro.Si tienes que consultar alguna regla, y por tanto parar la partida, que sea porque es totalmente necesario e importante para continuar. Si no es el caso, es preferible improvisar tanto una regla como una tirada de dados para resolverlo. Ya tendrás tiempo de consultarlas cuando acabe la sesión para la próxima vez que surja la situación en futuras sesiones.

No utilices extras en exceso si van a complicarte la vida. Al fin y al cabo para dirigir y jugar al rol solo son necesarias las palabras, dados, lápices, papel y poco más... Si por tener que estar pendiente de otras cosas, vas a distraerte o entorpecer de algún modo tu labor, mejor dejarlo para sesiones futuras (uso de tablets para mostrar vídeos o fotos, tener un control absoluto de la música que debe sonar en cada momento...etc.)

También puedes delegar algunas funciones a otros jugadores si es posible. Por ejemplo, si es un juego en el que hay que consultar tablas para comprobar los resultados de las tiradas, puedes hacer que alguno de los jugadores (o todos) te ayuden con ellas.

Se podrían dar más consejos, y cada DJ tiene sus trucos y sus ideas, pero creo que si te lo tomas con tranquilidad y "nos arriesgamos" a improvisar sobre la marcha, se puede salir airoso de cualquier sesión de juego por mucho que se complique (o te compliquen) el resto de jugadores (que lo harán). Y si en algún momento te bloqueas, siempre puedes hacer una pausa para, por ejemplo, tomar algo, y reorganizarte mentalmente o con algunas notas para continuar.

Como sugerencia final, si además de ser un DJ principiante tu grupo de juego también lo es, elige una temática y ambientación acorde a los gustos de los jugadores. Si tienes unos jugadores que quieren conocer que es esto del rol, y son amantes, por ejemplo, del cine negro, aprovecha esto para montar una historia que les pueda llamar la atención. Aunque ahora que he escrito esto, en realidad esta sería una recomendación tanto para Directores de Juego veteranos como novatos en una situación de este estilo. (os la dejo como bonus para no borrarla XD).

5- ¿Cuál crees que es la mejor forma de buscar jugadores para hacer un grupo de juego?

Antes de que se extendiera el uso de internet había diferentes formas de conseguir contactar con otros jugadores de rol, que son perfectamente aplicables hoy en día: preguntar en las tiendas habituales en las que compremos nuestros juegos, buscar clubs de rol (ya sea en algunas uiiversidades, acudiendo a unas jornadas de rol cercanas para contactar con otros jugadores de la zona, preguntando en las concejalías de juventud o cultura...).

Pero además, ahora las oportunidades que nos ofrece la red de redes, además de hacer más sencillo lo anteriormente mencionado, añade otras posibilidades de contacto directo: redes sociales, foros, webs, blogs...

En realidad, creo que solo consiste en moverse un poco, en el medio que sea, para lograr contactar con otros jugadores. Posteriormente ya todo dependerá de las afinidades y las relaciones personales entre aquellos con los que se haya contactado para que finalmente se forme un grupo estable de juego o haya que seguir buscando. Pero esto es algo que ocurre en otros muchos entornos.

Para los aficionados que viven en lugares más apartados, pequeños pueblos por ejemplo, el rol online puede ser una solución, particularmente a través de videollamadas que se asemejan cada vez más a la experiencia en mesa (aunque siga teniendo sus limitaciones y no pueda ser exactamente lo mismo).

6- Odias los juegos de rol porque...

...¡venga ya! no odio los juegos de rol por ningún motivo. La verdad es que me encantan (incluso la palabra odio me parece excesiva).

Otra cosa distinta es si hablamos de las actitudes de algunos roleros, fanboys, puristas, iluminados... pero ni siquiera en estos casos el término odio es aplicable, ni es algo que sea intrínseco solo al mundo de los juegos de rol. De hecho, es algo habitual en casi todo tipo de sectores, tanto de ocio, como culturales, deportivos, etc. Seguro que os habéis encontrado casos de esto que comento.

7- ¿Como mantienes la concentración en el juego?

Se supone que si vas a jugar una partida de rol, tienes que llevar una predisposición positiva que debería al menos hacer que te centraras en la sesión de juego.

Es cierto que en ocasiones el nivel de compromiso y concentración varía de unas sesiones a otras por diferentes motivos: circunstancias personales de cada uno de los jugadores, falta de interés en lo que va a ocurrir en esa sesión (si es una campaña), que la historia que se desarrolla no nos esté gustando y por tanto provoque falta de motivación...

Creo que para jugar una sesión de rol hace falta tener ganas de hacerlo, no sentarse a jugar por jugar solamente (que también puede suceder y si los jugadores acaban participando en la sesión, no hay mayor problema, pero en ocasiones puede que esto no ocurra). Si un jugador se encuentre en esta situación, puede provocar que el resto de jugadores se contagien y se acabe dando un poco al traste con la sesión. Yo creo que en esos casos, casi mejor parar, o cambiar de juego, o abstenerse de jugar.

Bueno, y después de esto os cito para la próxima entrega de El Desafío de los 30 días, o en mi caso, de las 30 preguntas.

F&H

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada