domingo, 30 de noviembre de 2014

El Desafío de los 30 días (año 2): preguntas finales. De la 25 a la 30


Bueno, pues con esta entrada doy por terminada mi participación en el desafío de los 30 días 2014, que como ya he dicho anteriormente en mi caso ha sido el desafío de las 30 preguntas.

Al igual que el año pasado, y tras ver el listado de preguntas, me ha parecido más lógico contestar por bloques de preguntas en lugar de realizar una entrada por cada una de ellas. Creo que algunas no daban para una entrada, y tampoco disponía del tiempo necesario para ello..

Pero pasemos ya a las preguntas finales del Desafío:


25- Una película que debería ser juego de rol

Aquí corremos el riesgo de, entre la enorme cantidad de títulos que existen más allá de nuestras fronteras, acabemos mencionando alguno que ya tiene su juego oficial y quedemos un poco retratados. Aún así, voy a mencionar algunos títulos que creo que no disponen de él y espero que si estoy equivocado alguien me lo haga saber en los comentarios.

Matrix: creo que esta película (o trilogía) da perfectamente para crear un juego de rol. Una ambientación con diferentes posibilidades de juego y que dispone de varios juegos no oficiales utilizando diferentes sistemas de juego.

Willow: ¡¡no hay juego oficial de Willow!! ¡¡Inconcebible!! Sería un juego para aquellos que disfrutaron de la película en su momento. Un juego de fantasía típico. Existe algún libro publicado con información que sería útil para jugar en este mundo utilizando cualquier sistema de juego.

El Cristal Oscuro: este sería un juego que me encantaría ver publicado utilizando arte original relacionado con la película. Sería precioso y también estaría en la misma honda que el anterior, pero con una fantasía algo diferente.

26- Fuera de tu entorno rolero ¿eres...?

Esta es la típica pregunta que es mejor que contesten los demás si la centramos en dar una opinión sobre nosotros mismos, pero como supongo que soy una persona bastante normal: trabajo, tengo diferentes aficiones, me gusta leer, la música, el buen cine, los juegos de rol, los juegos de tablero, viajar (con la fortuna de haber podido hacerlo bastante tanto dentro de España como por el extranjero), el deporte...en  realidad soy bastante curioso y tengo diferentes inquietudes.

Pero desde hace un par de años soy padre de una niña, hecho que te cambia en mayor o menor medida, y que es lo que en estos momentos ocupa el tiempo de mi vida de forma gustosa.

Ya que estamos en una iniciativa que compartimos varios blogs, muchos de ellos se califican como frikis, sí que quiero decir que en este aspecto voy un poco a la contra. No me gusta el término friki, al menos no como se usa en bastantes ocasiones. Creo que tildar ciertas aficiones o géneros (por ejemplo la fantasía o la ciencia ficción por poner dos ejemplos) como frikis es perjudicial, ya que de este modo los hemos minusvalorados cuando para mi son parte de la cultura. De hecho, cada vez es más habitual apreciar ciertas influencias de este tipo que se han hecho habituales para toda la población (desde frases famosas, hasta seres fantásticos...etc.). Llamarme raro si queréis.

27- ¿Qué juego de rol tienes en tu mesita?

He comentado en algunas ocasiones que me defino como "multilector", porque casi siempre simultaneo tres o cuatro libros a la vez (del tipo que sean, ocasionalmente algún comic también). En estos momentos tengo la edición revisada del manual básico de El Anillo Único, pero no es el único que tengo empezado en estos momentos. El nuevo Star Wars: al filo del Imperio lo tengo parado así como Walküre por distintos motivos. De hecho, estoy planteándome comenzar con algún otro.

28- ¿Qué juego de rol vendiste?

Esta es una pregunta dolorosa (todo lo doloroso que sea arrepentirse de un error de hace años). En realidad no vendí un libro solo, ya que en su lugar vendí una línea entera. A saber: Shadowrun (la primera edición que se publicó en castellano, anterior a la revisada), la pantalla de DJ, Catálogo del Samurai Callejero y Animales Paranormales de Europa (añadiendo el Grimorio fotocopiado en canutillo).

Siempre me arrepentiré de esa venta. Es la única vez que he vendido algo relacionado con los juegos de rol y a día de hoy me gustaría disponer de ellos en mi colección.

¿El motivo?, pues un mosqueo por una mala partida debido al sistema, quizás, que en lugar de modificarle de alguna forma, tiré por la calle del medio.

Con el dinero obtenido (por debajo de mercado, claro) completé un poco más mi ejército Eldar de warhammer 40.000 con la adquisición de nuevas figuras. Alguien me dijo hace un tiempo que aunque era una pena "al menos sirvió para ayudar a una raza en vías de extinción" (los que conozcan el trasfondo de este famoso juego, le verán la gracia al asunto).

A día de hoy me arrepiento de esa venta y me gustaría tener la posibilidad de recuperarlos, pero creo que esto ya no es posible (al menos con mis manuales originales). Una pena.

29- ¿Cuántos dados tienes?

Muchos (depende de con quién me compare, claro), aunque nunca me he puesto a contarlos. Tengo varios juegos completos de dados de rol, es decir, de todos los tipos diferentes de dados poliédricos (no demasiados) y algunos dados sueltos. Tengo muchos dados d6 de diferentes tipos por haber jugado a diferentes wargames, así como algunos otros como los realizados por Q-Workshop para Dragon Age. Tengo dados especiales de diferentes juegos: 4 juegos de dados del nuevo juego de rol de Warhammer y otros 2 para el nuevo Star Wars: Al filo del  Imperio. Supongo que tendré quizás más de 200.

Pero lo que guardo con mucho cariño, es el primer juego de dados que compré semanas antes de comprar mi primer juego de rol. Un juego de seis dados perlados de diferentes colores (d4, d6, d8, d10, d12 y d20), comprados hace ya...24 o 25 años nada más y nada menos. Y ahí siguen, en mi bolsita de dados.

30- Dime una pregunta para el próximo desafío

Sí claro, y hacerte el trabajo más fácil y sencillo. ¡¡Organizador, cúrratelo más para la próxima ocasión!!

Pero para no dejar la respuesta así, como sugerencia creo que estaría bien incluir alguna pregunta que pudiera resultar algo polémica. Vamos, que quién quiera ser un poco malo, pueda serlo. Tampoco quiero decir con esto que nos pongamos a machacar a un juego, un autor, una editorial, un sistema de juego... pero normalmente las preguntas son de un carácter bastante "blanco", y serviría como contrapunto. Llamarme malvado o destructor del rol si queréis XD

Y sobre todo, eliminar cierto tipo de preguntas que no dan para mucho, porque las preguntas para contar batallitas creo que no están mal si no son la tendencia general. A los roleros nos gusta contar historias y sin son batallitas...

Y por este año, se acabó el desafío. Un saludo y gracias por haber llegado hasta aquí.

F&H

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada