jueves, 4 de diciembre de 2008

[Reto] Aquiles vs Hector

Aquí estamos otra vez, como los últimos Jueves desde hace ya algunas semanas, con un "nuevo" Pasaje de la Historia.

Hoy os traigo otro tipo de documento sonoro que realizó J. A. Cebrian, y a los que bautizo como "Versus". En ellos enfrentaba a personajes historicos entre sí. Dentro de estos versus enfrentó tanto a escritores, científicos, y, como no, grandes guerreros.

Estos versus son sensiblemente más cortos en cuanto a su duración, que los Pasajes de la Historia, y el que hoy os traigo aquí es el enfrentamiento de Aquiles contra Hector en la Guerra de Troya. Uno de los momentos estelares de aquella larga guerra que enfrentó a los Griegos contra los Troyanos.



La guerra de Troya fue un conflicto bélico en el que se enfrentaron una coalición de ejércitos aqueos contra la ciudad de Troya (también llamada Ilión), ubicada en Asia Menor. Según el mito, se trataría de una expedición de castigo por parte de los aqueos, cuyo casus belli sería el rapto (o fuga) de Helena de Esparta por el Príncipe Paris de Troya. Esta Guerra fue narrada en un ciclo de poemas épicos de los que sólo dos han llegado intactos a la actualidad, la Ilíada y la Odisea, atribuidas a Homero. Es en la primera de ellas, La Ilíada, donde se nos describe el episodio del que hablamos hoy.

El Inicio de la Guerra:

La armada aquea arribó a las playas de Troya, donde se encontró con gran parte del ejército troyano esperándola.
El oráculo profetizó que el primer griego que pisara tierra en la guerra de Troya sería el primero en morir. Protesilao, líder de los filaceos, satisfizo esta profecía. Héctor lo mató, y Laodamía, esposa de éste, se suicidó a causa del dolor.

Tras una batalla en la playa, los aqueos lograron imponerse. Entre otros, Aquiles mató a un hijo de Poseidón, Cicno, que luchaba en las fuerzas de Ilión. Cicno era invulnerable a las armas y Aquiles lo estranguló.

Los griegos sitiaron Troya durante nueve años. Las tropas griegas saquearon varias ciudades cercanas y, en el reparto del botín, Agamenón tomó como esclava a Criseida, hija de Crises, sacerdote de Apolo. Cuando Crises intentó pagar su rescate, fue maltratado, así que pidió a Apolo que castigase a los griegos, y la armada fue azotada por una plaga.

El oráculo emitido por Calcas dijo que la plaga solo cesaría si Agamenón devolvía a Criseida a su padre. Enojado por esto, y con Aquiles (que garantizó el cumplimiento del oráculo), Agamenón aceptó devolver a Criseida pero a cambio tomó a la concubina de Aquiles, Briseida.
Aquiles y Agamenon discutieron y Aquiles se negó a luchar.

Aunque los griegos estaban destinados a ganar la guerra, Aquiles pidió a su madre Tetis que intercediera ante Zeus para asegurarse de que a los griegos les fuese mal hasta que Agamenón se disculpase ante él. Los siguientes días los griegos fueron duramente castigados en la batalla y los principales guerreros, salvo Áyax, fueron heridos gravemente. Los troyanos, liderados por Héctor, avanzaban sin parar sobre las posiciones griegas.

La Confrontación y el destino de ambos:

La batalla se trasladó al interior del campamento griego. Héctor es alcanzado por una piedra arrojada por Áyax, pero Apolo le infunde fuerzas. Finalmente, Héctor llega hasta la nave de Protésilas y ordena incendiarla, pero Áyax hace fracasar todos los intentos.

Ante la peligrosa ofensiva troyana, las esperanzas griegas se reducen a que Aquiles retorne a la lucha. Sin embargo, el héroe griego se mantiene renuente a pesar de las súplicas de sus aliados, por lo que su amigo Patroclo decide vestirse con la armadura de Aquiles y ponerse al mando de los mirmidones. Durante la lucha, Patroclo es herido por Euforbo y muerto por Héctor.

Héctor toma la armadura de Aquiles y ordena la retirada del combate, evitando combatir contra Áyax por el cuerpo de Patroclo. Al enterarse de la muerte de Patroclo, Aquiles clama venganza y acepta volver a la lucha.

Mató a Héctor y arrastró su cuerpo atado a su carro rodeando Troya por tres veces. Se negó a devolverlo a los troyanos para los ritos funerarios hasta que Príamo en persona fue a suplicarle que lo devolviese, con lo que se ablandó y declaró una tregua de doce días mientras durasen los funerales de Héctor.

Poco después de la muerte de Héctor, Aquiles venció a Memnón de Etiopía y a la amazona Pentesilea. Fue muerto por Paris por una flecha en su talón dirigida por Apolo durante una tregua, único lugar vulnerable de este, ya que cuando nació, su madre Tetis intentó hacerle inmortal sumergiéndolo en el río Estigia, pero olvidó mojar el talón por el que le sujetaba, dejando vulnerable ese punto.

Sus huesos fueron mezclados con los de Patroclo para los rituales funerarios.
Cosas de la vida, Hector, pese a ser el guerrero más temido por sus enemigos, nunca aprobó la guerra entre griegos y troyanos, hasta el punto de enfrentarse a Paris por reuir combatir contra Menelao, después de que por su acción, era el culpable de haber llevado a Ilión a esa situación

Aquí os dejo a continuación, un confrontación en el cine entre estos dos heroes en la película "Troya"


Espero que lo disfruteis

F&H

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada